Plebiscito 2020: Chile en manos de su pueblo

Martes 27 de octubre, y la resaca ante el triunfo de una nueva constitución, escrita de manera participativa por organismos civiles, es una sensación que aún se vive a nivel nacional. Dos 25 de octubre que han marcado precedente en la historia. Si el 2019 nos sorprendió con el registro de la marcha más grande Chile, este 2020, se marcó un hito a nivel internacional; se ha derrocado los vestigios de la dictadura de Augusto Pinochet. 

El país no quedó indiferente al alto porcentaje de aprobación… la fiesta y la alegría desbordó en diferentes puntos del país. La quinta región no quedó ajena a este jolgorio. En Valparaíso, la Plaza de La Victoria, fue el epicentro de una celebración inédita e histórica. Fuegos de artificios, música, show incluido y banderas que flamearon con la ilusión de construir un mejor país.

La casta política no ha quedado ajena a lo acontecido. A nivel nacional el “Apruebo” junto a la opción “Convención Constituyente”, lisa y llanamente, ganó. En la región de Valparaíso el total de votos fue de 147.483, con un contundente respaldo del 82,77% para el apruebo y un 17,23% para el rechazo. Viña del Mar y Putaendo, fueron algunas ciudades que dieron sorpresas.

“hubo una amplia participación de la ciudadanía en la votación, tanto respecto del Apruebo con un 72,9%  y la Convención Constitucional, con un 75,3%. Con esto se da inicio a un itinerario constitucional para construir un Chile más justo y democrático y que ojalá sea construido desde abajo, es decir, desde las bases” comentó Nicolas Guzman, precandidato a la Alcaldía Viña del Mar.

Aplastante porcentaje, con un alto número de contribución ciudadana que superó las expectativas de tendencia política en la ciudad jardín. En años anteriores el padrón electoral no superó el 47%, en este plebiscito 2020 se registró un 53,5% de participación. 

En Putaendo las ganas de cambiar Chile no quedó atrás. Con llovizna incluida, jóvenes  y adultos llegaron a sus centros de votación para ejercer su derecho cívico. Afluencia impensada, que se llevó a cabo sin mayores inconvenientes, centros de elección que contaron con todos los protocolos de sanidad; alcohol gel, señalética de distanciamiento social e instrucciones para evitar aglomeraciones. Un triunfo aplastante del apruebo: 86,13% fue el porcentaje final. 

“Cuando ganó el apruebo, se me vino a la mente cada una de esas personas el 18 de octubre dieron sus ojos, sus vidas. Este triunfo es del pueblo, no de los partidos políticos. Ahora se abre un nuevo ciclo político en la historia de Chile… donde la dignidad tiene que ser la base de construcción de nuestro país” afirmó Manuel Pino de la Fuente candidato a la Alcaldía Putaendo.

Un triunfo categórico, que si bien significó alegría para la mayoría del país, para otros quedó relegado en admitir una aplastante derrota. Sin embargo, y a modo de transparencia, hubieron políticos de partidos oficiales, que antes del plebiscito ya daban a conocer su tendencia a votar. El diputado de Renovación Nacional Ándres Celis, también manifestó sus apreciaciones sobre el proceso. 

“Ganó la democracia y la ciudadanía. Más que celebrar, los políticos debemos abocarnos a tener los mejores constituyentes… el resultado fue contundente y nos muestra una nueva forma de hacer política, caracterizada por una alta concurrencia; ya no queremos que la política se haga a puertas cerradas… existió una evidente falta de visión del Presidente Piñera al no haber definido de forma clara su postura, por supuesto, respetando el sentir de la ciudadanía; el no actuar en sincronía con la gente que, día a día, le estaba evidenciando sus inquietudes y necesidades” aseguró Diputado de Renovación Nacional Ándres Celis.

La lectura sobre este triunfo solo es una: Chile se cansó, aprobó y puso fin a una constitución escrita un 21 de octubre de 1980. El pasado domingo la mayor lucha se vivió en las urnas, hoy queda todo un proceso por delante. Elegir constituyentes, esos representantes que serán quienes redactan la carta magna para todos los chilenos, esa mayoría, que sueña con la dignidad hasta que se haga costumbre. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s