Opinión: “Los profesores son culpables”

Por Ángela Aguilera, educadora de párvulos.

Pertenezco a ese grupo de profesores que se nos culpa de:

Que nuestros niños y niñas no hablen bien, tengan poco vocabulario y usen muchos garabatos para comunicarse, que nuestros estudiantes sean agresivos y violentos, que sufran de obesidad, de desinterés muchas veces por aprender, que tengan poca o cero   tolerancia a la frustración, que quieran todo rápidamente, que les cueste comunicar sus emociones, que sean egoístas. De su falta de creatividad, de  tener muchas veces como única aspiración ser futbolista, modelo, youtuber o influencer, de la hipersexualización de los niños, de los embarazos adolescentes, del bullying, de no querer asumir compromisos, también de adoctrinarlos y de tantas cosas más.

No influye el ambiente donde se desarrollan nuestros niños y niñas, ni los programas de televisión que muestran como simpáticos y graciosos a los que dicen garabatos o al poco vocabulario que se utiliza, ¡NO!, es culpa de los profes.

No es culpa de los juegos, de las películas e incluso dibujos animados que muestran cómo la violencia y la agresividad son los medios para resolver problemas o que mientras más personas matas o decapitas más puntaje obtienes y más genial eres, cuando desde pequeños les dicen “ Si te pegan, pega” ¡NO!, es culpa de los profes.

No influye en la obesidad que te muestren personas o familias felices sentados viendo películas, tomando bebidas o comiendo comida chatarra. ¡NO!, es culpa de los profes.

No hay relación alguna con la falta de interés de nuestros alumnos por aprender que las personas que realizan las Bases Curriculares, por lo general, tienen poca o nula  experiencia en aula. Por esto, no saben que deben incluir temas pertinentes al interés según la edad, tipos de aprendizaje y utilidad para la vida. Ni tampoco el que los padres cuando el hijo no cumple o se saca una mala nota le reclaman al profesor .¡NO! ,es culpa de los profes

No tiene nada que ver con la poca o nula tolerancia a la frustración el que los padres o adultos a cargo para solucionar el aburrimiento, pataletas o cualquier situación complicada, en vez de dejar que los niños resuelvan, les solucionan el problema, comprándoles cosas, pasándoles el celular o el computador, o poniéndoles películas o dándoles algo de comer. El que no les marquen objetivos, el que no les den ejemplos ,ni menos el que les enseñen a ser perseverantes, entre otras cosas .¡NO!, es culpa de los profes.

El que desde temprana edad los niños pasen pegados al computador o celular con menos compañía de sus familias, menos demostraciones de afecto, que se utilicen más emoticones para expresar sentimientos que palabras o expresión corporal o el tono de nuestra voz, claro no tiene relación con que las  personas sean más egoístas. O a la falta de creatividad no se relaciona con que al tener todo hecho en las redes solo copien y peguen. ¡NO!, es culpa de los profes.

La falta de expectativas no tiene que ver con que la televisión les muestre a nuestros jóvenes que para ser exitosos, tener plata y fama hay que jugar bien a la pelota, o mostrar el cuerpo. Sin importar si hablas tonteras, pero tienes un buen envase. O, si a través del internet, obtienes muchos likes y seguidores como influencers o youtubers, no importando si haces algún aporte o incluso si eres una mala influencia para otros jóvenes. Da lo mismo, eres famoso, conocido y obtienes de manera fácil dinero, premios y regalías. ¡NO!, es culpa de los profes

No tiene ninguna importancia, ni relación alguna con la hipersexualización y los embarazos adolescentes que nuestros niños y niñas desde pequeños estén sometidos a preguntas como ¿es tu pololo o tu polola? cuando tienen un amigo del sexo contrario. O cuando les dicen a los niños dale un beso no más ,aunque no quiera, o que a las niñas las vistan con ropa de grandes o incluso con que suban fotos de ellas con poses provocadoras o videos, que muchas veces enorgullecen a sus familias, bailando reggaeton. O con que cuando en las escuelas se les quiere enseñar educación sexual de acuerdo a su edad, las autoridades o los padres se oponen, pero tampoco aportan. ¡NO!, es culpa de los profes.

El que a muchos de nuestros jóvenes desde pequeños les haya tocado vivir situaciones difíciles, falta de oportunidad, privación de cosas básicas y ser discriminados no tiene que ver con que muchas veces sean más críticos y tengan claras las cosas por las que reclaman y quieren que cambien, pero son los profesores los que los adoctrinamos. ¡Es culpa de los profes!

La mayor culpa de nosotros “LOS PROFESORES” es anhelar y luchar a diario por un mundo mejor, lleno de oportunidades para nuestros niños y jóvenes para que puedan ser felices y cumplir sus metas y sueños. De eso, ¡SÍ SOMOS CULPABLES!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s