Gonzalo Ravanal, un punto seguido en la gestión de Sharp

Por Patricia Flores

Sin lugar a dudas, para el municipio porteño el 2019 y 2020 no han sido años alejados del torbellino noticioso. El estallido social del pasado 18 de octubre y la crisis sanitaria, que atraviesa el mundo entero, son títulos de un índice que reúne mucho más de lo que parece.

Ocho de octubre del 2019 y las aguas, que parecían estar en completa calma al interior del Municipio de Valparaíso, comenzaron a agitarse. Sorpresa mediática, un titular acaparaba las miradas y visibilizaba acusaciones de acoso laboral y sexual al interior del ayuntamiento porteño. Los antecedentes eran precisos; más de 50 demandas laborales contra la alcaldía y sus funcionarios. Un manto de hermetismo fue desmantelado, apuntando precisamente al círculo cercano de Sharp… Un efecto dominó que terminó con graves acusaciones a altos mandos en la administración actual, y también con desvinculaciones y renuncias.

Situación que rápidamente posicionó a Convergencia Social a establecer una respuesta ante los hechos anteriormente señalados. La postura: tener confianza en las instituciones para hacer las denuncias pertinentes; por parte del Edil, se llamó a aplicar las sanciones que correspondan. Y es que como ingrediente extra, a los conocidos testimonios, se sumaron las redes sociales y más nombres salieron a la luz pública… Uno de ellos: Gonzalo Ravanal, coordinador político regional del partido Igualdad, profesional, que antes de desempeñarse en el Departamento de Desarrollo Cultural y Patrimonio, trabajaba como docente en los colegios Mar Abierto y San Pedro Nolasco.

Según informaciones y testimonios acogidos en la inmediatez de las redes sociales, a Ravanal se le acusó de conductas sexuales impropias al interior de los establecimientos ya señalados. Para  el alcalde Jorge Sharp no hubo más opción que desvincularlo de sus actividades y labores ligadas al municipio, el cese de sus funciones fue inmediato.

La salida de Ravanal se produce luego (según fuentes al interior de la administración porteña) de que el alcalde le pidiera su renuncia. Ésto, bajo la lógica, que su puesto, si bien era técnico, se debía a un cargo de confianza política del Alcalde.

Papeles solicitados en el portal de Ley de Transparencia dejan entrever boletas a nombre de Gonzalo Ravanal, las que van desde el 2017 a Diciembre del año pasado. Todas están facturadas sobre $1.500.000, cambiando la figura por la cual fue contratado. De un momento a otro pasa de contrata a persona natural contratada a honorario. Su cargo, en específico, lo situó como profesional en Desarrollo Cultural y Patrimonio, una función que está dentro del departamento de cultura de la Municipalidad y que lo mantuvo por cerca de dos años, hasta las acusaciones en su contra.

unnamed

Fuente: Ley de Transparencia personas contratadas a Honorarios año 2020

Al interior de la administración porteña hay dos secciones dirigidas por el Partido Igualdad: Cultura y el Departamento de Inspectoría Urbana.

Como señalamos anteriomente, la postura municipal respecto a las denuncias y acusaciones por acoso laboral y sexual, fue la desvinculación y solicitudes de renuncia por parte de Sharp, entre ellos Gonzalo Ravanal. Esto generó una tensión política entre el comunal del partido Igualdad y el gabinete del Alcalde.

Sin embargo, la historia de este personaje no tuvo punto final, hoy fuentes cercanas señalan la reintegración de Ravanal, supuestamente, con un nuevo cargo: cuidando autos en el parqueadero Municipal y con una remuneración no menor a $1.600.000. Un reingreso que estaría articulado por acciones propias de él, y bajo el amparo de dos hombres claves que conoceremos a continuación.

Claudio Sepúlveda, presidente regional del Partido Igualdad, es el encargado del departamento de Inspectoría Urbana, del cual depende el parqueadero municipal.

Manuel Retamal, Vicepresidente nacional del Partido Igualdad y actual precandidato a diputado, se desempeña como inspector en el departamento de Inspectoría Urbana.

Sepúlveda, Retamal y Ravanal, todos con altos cargos dirigenciales del mismo partido, todos trabajando en el mismo departamento. En un intento por conocer más sobre estos datos tratamos de ubicar a Guillermo González, Presidente Nacional de Igualdad, sin embargo no hubo respuesta.

También llamamos a la Municipalidad para preguntar en primera persona sobre estos antecedentes y conocer los motivos de su reingreso. Sin embargo, esta duda no pudo ser resuelta, puesto que hasta el cierre de esta edición el Departamento de Comunicaciones no contestó el llamado.

Si bien hay un vacío de boletas entre los meses de enero a junio de este año, llama poderosamente la atención que en Julio aparezca una factura a nombre de Ravanal en el portal de Ley de Transparencia. Con un salario de $1.685.136, y bajo la función de Profesional en Desarrollo Cultural y Patrimonio.

Las dudas que se generan son a qué se debe el reingreso de Ravanal y porque retorna en un cargo distinto, de baja visibilidad y en un departamento comandado por su Partido. Además porque vuelve al Municipio alguien que se le pide su renuncia a raíz de denuncias de conductas sexuales indebidas sin ser aclaradas publicamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s