Opinión: “Este no fue el triunfo de la izquierda, aquí en Valparaíso ganó la ciudadanía”

Por Angela Aguilera

La victoria de Jorge Sharp en Valparaíso sin duda marca un hito político, que debe ser bien leído para aprender de Él. Más allá de la algarabía, se debe comprender el motivo real que lleva al joven abogado a ganar una de las alcaldías más importantes del país.

En esto hay diversos factores que deben ser considerados, en primer lugar los externos a su persona y campaña. Aquí no podemos excluir el nivel de descontento y desconfianza que existe en Chile y que se ve agravado con los problemas económicos y los casos de corrupción.

A esto se le debe agregar el perfil de los otros tres contendores, por un lado un Lemus desconocido, con bajo presupuesto y cuestionado por su vinculación con la empresa TCVal; en tanto en la Nueva Mayoría optaron por un famoso, Leopoldo DJ Méndez, la gran apuesta del senador Lagos Weber que nunca terminó de encantar a los porteños, que sentían esto más como una burla, que como un verdadero candidato.

En la derecha, Jorge Castro iba a la reelección, pero su vinculación con el mundo empresarial y las inmobiliarias, su deficiente gestión y el despego que tenía con la ciudadanía le costó caro, lo que condimentado con la soberbia terminó expulsándolo del municipio y por una diferencia abrumadora.

El candidato autonomista trasmitía seriedad, conocimiento, renovación y seguridad, justo lo que el alicaído puerto necesitaba. Tras vencer en una primaria ciudadana levantada por organizaciones sociales y territoriales, respaldada por movimientos políticos, Jorge Sharp pasó a ser el “candidato ciudadano”.

Y más allá de la buena campaña y la preparación demostrada por el abogado, fue la capacidad de congregar más allá de la izquierda, es decir a todas las fuerzas renovadoras y defensoras de los intereses ciudadanos lo que permitió la victoria no solo en la alcaldía, si no que el ingreso de dos concejales.

Ahí es donde debemos detenernos, pues la victoria de Daniel Morales, un arquitecto con un perfil más liberal que de izquierda, hecha por tierra lo planteado por el diputado Boric. Este no fue el triunfo de la izquierda, aquí en Valparaíso ganó la ciudadanía organizada incluyendo a la izquierda.

Morales obtuvo más de 4 mil votos, mientras que Reyes (el otro concejal electo) alcanzó más de 2 mil, dos hombres que no representan necesariamente la idea de este revolucionario de postal, sino más bien al habitante consciente de una ciudad deficiente.

Además si sumamos los votos de todos los concejales que respaldaban formalmente la candidatura de Sharp, no alcanza ni la mitad de los votos obtenidos por el nuevo alcalde, lo que demuestra un trasvasije de votos desde otros sectores como del PRO y la NM, así como de algunos candidatos que corríamos en la lista de UPA.

No sería justo restar mérito a las figuras nacionales de Boric y Jackson, tampoco al tremendo respaldo de un icónico del puerto como el Tuga y ni a lo realizado por el mismo candidato y todo el equipo voluntario.

Pero no aprender de este importante hecho, hará que continuemos estando en la marginalidad y que lo sucedido en estas municipales en Valparaíso no sea más que un oasis. Debemos en avanzar a crear frentes amplios como lo hecho por los porteños y como lo hace el movimiento No +AFP, pues de otro modo seguiremos regalándole el poder a los mismos de siempre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s